domingo, 15 de julio de 2007

Diez años de reseñas

Reseñar libros es también un modo de acercar la filosofía a aquellos que no son sus habituales lectores. La mayor dificultad es, justamente, ser fiel al texto comentado pero, al mismo tiempo, comunicar nuestras consideraciones en un lenguaje tal que cualquier lector de suplemento dominical pueda apreciarlas.
En Junio cumplí diez años leyendo para que otros lean.

Estos son los títulos que comenté:
CREDOS POSMODERNOS (Armando Matteo); FILOSOFOS EN LA TORMENTA (Elisabeth Roudinesco); CATEGORIAS DE LO IMPOLITICO (Roberto Esposito); DESTINOS PERSONALES (Remo Bodei); EL ABANDONO DEL MUNDO (Samuel Cabanchik); VIDA LIQUIDA (Zygmunt Bauman); EL OLVIDO DE LA RAZON (Juan José Sebreli); SEGURIDAD, TERRITORIO, POBLACION (Michel Foucault); ENTREVISTAS CON MICHEL FOUCAULT (Roger-Pol Droit); MARX Y FOUCAULT Varios autores; IMAGENES DE EINSTEIN (Miguel de Asúa y Diego Hurtado de Mendoza); TRATADO DE ATEOLOGiA (Michel Onfray); UNA SOCIEDAD A LA DERIVA (Cornelius Castoriadis); UN IGNORANTE DISCURRE ACERCA DE LA MENTE (Nicolás de Cusa); EL PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO EN NICOLAS DE CUSA (J. M. Machetta y C. D’Amico); UNA INVITACION A LA SOCIOLOGIA REFLEXIVA (Pierre Bourdieu y Loïc Wacquant); LA NOCION DE AUTORIDAD (Alexandre Kojève); VIDAS DESPERDICIADAS (Zygmunt Bauman); UNA REVISION DE LA HISTORIA JUDIA Y OTROS ENSAYOS (Hannah Arendt); ENSAYOS SOBRE LA PROPAGANDA FASCISTA (Theodor W. Adorno); EL TITERE Y EL ENANO (Slavoj Žižek); ¿POR QUE VIVIMOS? (Marc Augé); UNA MODERNIDAD SINGULAR (Fredric Jameson); MULTITUD (Toni Negri y Michael Hardt); GILLES DELEUZE. CINE Y FILOSOFIA (Paola Marrati); DELEUZE. UNA FILOSOFIA DEL ACONTECIMIENTO (François Zourabichvili); LA FILOSOFIA EN UNA EPOCA DE TERROR (Giovanna Borradori); EL ULTIMO FOUCAULT (Tomás Abraham); DISCURSO Y VERDAD EN LA ANTIGUA GRECIA (Michel Foucault); EL VOCABULARIO DE MICHEL FOUCAULT (Edgardo Castro); EL INFRECUENTABLE MICHEL FOUCAULT (Didier Eribon); EL TIEMPO EN RUINAS (Marc Augé); VIOLENCIA EN ACTO (Slavoj Żiżek); DELEUZE UN APRENDIZAJE FILOSOFICO (Michael Hardt); DESPUES DE LA CRISTIANDAD (Gianni Vattimo); LOS HEREDEROS (Pierre Bourdieu y Jean-Claude Passeron); SOBRE EL POLITICO DE PLATON (Cornelius Castoriadis); IDEOLOGIA (Slavoj ¨Zizek); EL TERROR Y LA GRACIA (León Rozitchner); MIRA POR DONDE. AUTOBIOGRAFIA RAZONADA (Fernando Savater); LA AMBIVALENCIA DE LA MODERNIDAD Y OTRAS CONVERSACIONES (Zygmunt Bauman y Keith Tester); MODERNIDAD LIQUIDA (Zygmunt Bauman); BORGES Y LOS SENDEROSDE LA FILOSOFIA (Edgardo Gutiérrez); LA HERMENEUTICA DEL SUJETO (Michel Foucault); LA VIDA DEL ESPIRITU (Hannah Arendt); TIEMPOS PRESENTES (Hannah Arendt); SITUACIONES POSTALES (Tomás Abraham); LOS OBJETOS SINGULARES (Jean Baudrillard y Jean Nouvel); DIARIO DE GUERRA (Marc Augé); DIALOGO CON NIETZSCHE (Gianni Vattimo); A LA BUSQUEDA DE SI MISMO (Alain Touraine y Farhad Khosrokhavar); EL INDIVIDUO, LA MUERTE Y EL AMOR EN LA ANTIGUA GRECIA (Jean-Pierre Vernant); BREVE TRATADO DEONTOLOGIA TRANSITORIA (Alain Badiou); FILOSOFIA Y FUTURO (Richard Rorty); EL ESPINOSO SUJETO (Slavoj Zizek); ENTENDER A KANT (Eduardo Shore); EL ARBITRO ARBITRARIO. HOBBES, SPINOZA Y LA LIBERTAD DE EXPRESION (Leiser Madanes); LA CAUTELA DEL SALVAJE (Diego Tatián); CUANDO LA REALIDAD ROMPE A HABLAR (Manuel Cruz); HISTORIA DE LA NADA (Sergio Givone); EL PENSAMIENTO DE FRANCISCO ROMERO (José Luis Speroni); EL DIALOGO YO-TU COMO TEORIA HERMENEUTICA EN MARTIN BUBER (Mariano Ure); CRITICA DE LA RAZON IRONICA (Martín Hopenhayn); EL INICIO DE LA SABIDURIA (Hans Georg Gadamer); DEL TEXTO A LA ACCION (Paul Ricoeur); LAS CONSOLACIONES DE LA FILOSOFIA (Alain de Botton); HEIDEGGER Y LOS MODERNOS (Luc Ferry y Alain Renaut); EL BANQUETE DE PLATON (Enrique Marí); EL CUERPO DE LAS IMAGENES (Eliseo Verón); LA RELACION ENTRE LA SOCIOLOGIA Y LA FILOSOFIA (Mario Bunge); ENTRE MENTIRA E IRONÍA (Umberto Eco); SIETE ENSAYOS SOBRE WALTER BENJAMIN (Beatriz Sarlo); EL GENIO FEMENINO 1.HANNAH ARENDT (Julia Kristeva); LA UTOPIA DE LA COMUNICACION (Philippe Breton); PALABRAS CLAVE (Raymond Williams); RESTOS PAMPEANOS (Horacio González); LA INSEGURIDAD DEL TERRITORIO (Paul Virilio); INTELECTUALES, POLITICA Y PODER (Pierre Bourdieu); HISTORIA DE LA FILOSOFIA (Bryan Magee); LA FILOSOFIA ACTUAL (Dardo Scavino); LA ERA DE LA DESOLACION (Dardo Scavino); LA SEGUNDA MITAD DE SER Y TIEMPO (Friedrich-Wilhelm von Herrmann); FINES DE SIGLO, FIN DE MILENIO (Hugo Biagini)

miércoles, 11 de julio de 2007

Intensidades filosóficas

Intensidades filosóficas es un proyecto inspirado en la idea de Deleuze de que los libros y los nombres que hay detrás de ellos son máquinas con los cuales el lector se conecta para que algo circule. En este sentido, introducirse en la obra de un filósofo es buscar puntos de intensidad en conexión con los cuales el lector se pueda sentir afectado.

Desde hace un tiempo pienso que mis actividades como docente y “escribidor” –escritor me resulta un término excesivo- aspiran a ser espacios de “introducción filosófica”, y esto en un doble sentido. Por un lado, está la pretensión de que quienes participan de las clases o recorren los textos puedan sumergirse en el mundo de ideas y de problemas planteados por diversos pensadores. Por otro, mi aspiración es que la producción filosófica de éstos pueda introducirse, desde diversos puntos de intensidad en el mundo de esos lectores, alumnos, colegas. Es decir, que a la vez que él/ella se introduce en la filosofía, también la filosofía se introduzca en ella/él.
Lo importante es que haya algo que circule, que permita conectar el mundo del filósofo con el de quien está del otro lado (?!) para producir nuevos flujos, nuevas líneas de fuga, nuevos acontecimientos del pensar. En definitiva: nuevas intensidades filosóficas.

martes, 10 de julio de 2007

Donde hubo nieve, sonrisas quedan

Generosa, la naturaleza.
Capaz de hacer reír a miles,
con sólo copitos de su potencia...

(cuánto de esto sabían Nietzsche y Spinoza)

Reconstrucción de un amor

Convengamos en que las retitulaciones de las películas en otro idioma suelen ser lamentables.

No en este caso.

Porque el original "Reconstrucción" es, indudablemente, más amplio, pero también más vago.

Puede aludir al filme, a la vida de los personajes, a toda situación de creación poética.

Pero reconstruir un amor...

Ya construirlo parece ser una empresa destinada al fracaso...

¡Reconstruirlo!

No obstante, algo de eso hay en la película.

Porque la relación entre Aimee y Alex es una relación que más que construirse está en permanente reconstrucción.

Es claro que quien pretende estar detrás de ella es August. Es él quien provoca el encuentro de los personajes de su novela. Pero también está claro que los personajes se le escapan, como le sucede a todo escritor.

Por eso, si bien August construye la relación, en cuanto se da cuenta del peligro que corre intenta sabotearla. Y es aquí donde los personajes tienen que "reconstruirse" (y a su amor, y a su mundo) permanentemente.



Es una ficción, pero igual duele.

¿Por qué duele?

¿Cuánto de ese dolor tiene que ver con las ficciones que cada día nos vemos forzados a inventar para poder seguir jugando a ser quienes creemos que somos, mientras diversos autores se empeñan en organizar nuestras vidas según sus intereses, deseos, necesidades? (No puedes dejarme, no puedes dejarlo, le dicen a Aimee August y Monica).

Supongamos que no creemos en Autores trascendentes. ¿Nos liberamos con ello de la función autor?
Nietzsche nos advirtió que la cosa no era tan fácil. ¿Recuerdan el texto del loco de la Gaya Ciencia, aquel que anunciaba la muerte de Dios?
Muerto el Autor nos vemos obligados a hacernos cargo de nuestra propia existencia o, lo que es lo mismo, de nuestra propia ficción.
Pero, por lo general, preferimos resucitar cualquier ídolo con tal de tener a quien hacer responsable por nuestra propia impotencia. Preferimos idear un autor antes que hacerle frente a lo incierto de nuestro horizonte.

Alex nos marca un camino, a modo de referencia.
Hay que jugarse por el sinsentido, empeñar la cámara de fotos -lo que nos da de comer- para reservar los pasajes a Roma con la mujer/acontecimiento que se nos cruza en el camino.
Sin embargo, a la hora de la verdad también Alex flaquea.
No acude a tiempo a encontrarse (¿reencontrarse?) con la mujer de sus sueños. Se queda atado a su doble "real" (recordemos que la misma actriz encarna a Simone y a Aimee) y cuando quiere reaccionar ya es tarde. La fisura entre las dos ficciones se ha cerrado y nada parece ser capaz de volver a abrirla.
Sólo le queda intentar retornar a un mundo que ya lo ha expulsado, que le ha quitado los amigos, el hogar, el trabajo.

O volver a soñar...

Cine y filosofía

¿Cómo provocar un encuentro entre el cine y la filosofía? ¿Cómo evitarlo si se es aficionado a ambas fuentes de intensidades?
En dos meses hemos intentado aproximarnos a esas preguntas de este modo:
1° Encuentro: cartografiamos nuestro plan de composición, y conversamos acerca de una interpretación reactiva y otra activa del cine desde la filosofía.
2° Encuentro: vimos Psicosis; hablamos de Spinoza y Kant.
3°Encuentro: vimos 8 y 1/2; leímos Rizoma de Deleuze y Guattari.
4°Encuentro: vimos El ciudadano; hablamos del tiempo en Bergson.
5°Encuentro: vimos Casablanca; hablamos de Kierkegaard.
6°Encuentro: vimos Magnolia; hablamos de Badiou.
7°Encuentro: vimos Hiroshima mon Amour; hablamos de la memoria, el amor y el dolor.
8° Encuentro: Los secretos de Harry; leímos textos de Woody Allen.

Para quienes se lo perdieron,
vamos a continuar a partir de la primera semana de agosto.