lunes, 23 de noviembre de 2009

García Ferré, maestro de maestros


Los que me conocen saben que soy "cholulo cero". Tuve suerte de estar con gente a la que admiro (filósofos como Vattimo o Badiou, por ejemplo) y ni se me pasó por la cabeza sacarme una foto. Pero el viernes, en la fiesta por el 90 aniversario de Billiken, no pude resistir. Cuando vi a García Ferré literalmente me agarró desesperación por tener una cámara a mano.
El año pasado, a esta altura, estaba celebrando la salida de Intensidades Filosóficas y la puesta en el Borges de "Pendular". Este año, la satisfacción de fin de temporada vino desde el lado de la infancia: el reconocimiento en Billiken, el abrazo a García Ferré...

domingo, 15 de noviembre de 2009

Francisco García Bazán, El gnosticismo

(Nota publicada en ADNculltura, La Nación, el 14/11/09)

Una lectura medianamente ortodoxa de la Biblia permite trazar una suerte de "eje del mal" que empieza con la serpiente que tienta a Eva, continúa con el fratricida Caín y alcanza su punto culminante con Judas, el traidor. No obstante, durante siglos ha habido quienes han osado vindicar a estos personajes, otorgándoles incluso un papel crucial en la Historia de la Salvación. Entre ellos, los miembros de una corriente religiosa que floreció en los primeros siglos de nuestra era: los gnósticos.

Francisco García Bazán -doctor en Filosofía, investigador del Conicet y autor de una vasta obra sobre el gnosticismo reconocida internacionalmente-, expone en El gnosticismo: esencia, origen y trayectoria algunos de los aspectos más enigmáticos y polémicos vinculados a dicha corriente.

El protagonista central del texto es Judas. El papel desempeñado por él en la pasión de Cristo ha sido motivo de numerosas disputas teológicas, así como fuente de diversas conjeturas ficcionales (entre las que se destacan las presentadas por Borges en "Tres versiones de Judas" o por José Saramago en su novela El Evangelio según Jesucristo). ¿Es posible que Judas no sólo no haya sido un traidor, sino que haya sido un discípulo ejemplar, el único al que se lo hizo partícipe de un conocimiento que lo colocaba por encima del resto de los Apóstoles?

Para adentrarse en esta cuestión, García Bazán recorre diversos caminos. Por un lado, somete a un riguroso análisis aquellos textos en los que históricamente se sustentó la imagen del Judas traidor. Ello le permite sacar a la luz importantes contradicciones en los datos sobre Judas. Por ejemplo, en las referencias a su muerte: mientras que en los Hechos de los Apóstoles" se dice que Judas murió al caerse en el campo que había comprado con el dinero recibido por la entrega de Jesús, en el Evangelio de Mateo se afirma que se suicidó tras arrepentirse de lo hecho y haber arrojado el dinero al Templo. También le permite poner en evidencia los recursos retóricos empleados por los comentaristas -e, incluso, por los propios Evangelistas- para interpretar tendenciosamente algunas de las palabras de Jesús sobre él, que podrían estar lejos del sentido condenatorio que se les atribuye. Por otro lado, recurre a textos de heresiólogos de los primeros siglos del cristianismo para mostrar hasta qué punto inquietaba la insistencia de algunos grupos en sostener la hipótesis de un Judas portador de un conocimiento profundo y colaborador fiel de Jesús en su obra. Finalmente, el mayor sustento para esta nueva versión de Judas se encuentra en el propio Evangelio de Judas. Se trata de un texto hallado hacia fines del siglo XX en Egipto, cuya edición crítica fue publicada en 2007 y del que el propio García Bazán ofrece aquí una traducción completa . Allí Judas es presentado como confidente de Jesús y como el elegido para protagonizar el "misterio de la traición".

El libro se completa con un recorrido genealógico por aquellas corrientes con las que el gnosticismo ha estado emparentado. Fundamentalmente, los cainistas (los defensores de Caín); los ofitas (adoradores de la serpiente) y los setianos (que se consideraban seguidores de Set, el tercer hijo de Adán y Eva).

jueves, 12 de noviembre de 2009

Curso breve sobre FOUCAULT

A 25 años de su muerte, los invito a que nos preguntemos...

¿Por qué sigue vivo, Foucault?

Un recorrido por los grandes
problemas trabajados / descubiertos / ¿creados?
por Foucault.

Lugar: Mi estudio, Austria y Santa Fe.
Horarios: a elección: Jueves, de 18 a 19:30 o Jueves, de 20 a 21:30hs.
Duración: 4 encuentros.
Inicio: Jueves 19/11
Arancel: $120.-

Vacantes limitadas
Es necesario confirmar la inscripción previa por mail.