viernes, 28 de octubre de 2016

Suicidio, los suicidios...

Participación en el Foro "Suicidio- los suicidios", en el Hospital Durand, el 26 de Octubre de 2016.
En medio de relatos de casos clínicos aportados por psicoanalístas, lo mío fue recorrer las perspectivas de Platón, Schopenhauer, Séneca, Nietzsche, Hume y Deleuze, partiendo de la insuperable frase con la que Albert Camus inicia El mito de Sísifo: "No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio".



Borges en el Nacional

(Tomado de la página de Castellano y Literatura del Colegio Nacional de Buenos Aires)

El 20 de septiembre de 2016, el Departamento de Castellano y Literatura del Colegio Nacional de Buenos Aires, bajo la conducción de la jefa María Inés González y la subjefa Analía Melgar, realizó una importante y novedosa jornada artística en homenaje a cinco autores centrales de la literatura argentina y universal, lo que respondió a una convocatoria del Rector, Gustavo Zorzoli, y que terminó superando las expectativas y dimensiones del pedido original (…)
Borges, Shakespeare y Cervantes aparecieron en lecturas intertextuales de especialistas en estos autores, como el reconocido licenciado en Letras y novelista Carlos Gamerro, en compañía de la profesora Clea Gerber, y los investigadores Viviana Ackerman, apasionada de la obra borgiana –quien además realizó una donación de un libro a la biblioteca del CNBA–, y Lucas Adur, quien aportó un contemporáneo cruce entre “Tema del traidor y del héroe” y la serie animada The Simpsons. Asimismo, el filósofo Gustavo Santiago generó, entre los estudiantes, un intenso debate en torno a polisémicas concepciones del infinito, que surgen de varios de los cuentos de Borges.


lunes, 10 de octubre de 2016

Tan sólo una ilusión (y, me atrevería a decir, de las malas)

Leibniz, Berkeley, Borges... y ahora algunos científicos.
Quizá no seamos más que borradores fallidos de un mundo descartado; quizá lo que consideramos real no sea más que una ilusión.
Quién sabe... (yo, seguro que no)

http://www.lanacion.com.ar/1945704-los-cientificos-que-creen-posible-que-el-universo-que-nos-rodea-no-sea-real

domingo, 9 de octubre de 2016

Tortugas

Paso buena parte de la mañana mirando las tortugas del Parque Centenario. Se quedan durante un gran tiempo estáticas sobre las piedras. Su apariencia es casi tan mineral como la de las rocas sobre las que están paradas. De pronto, una se lanza al agua. O, mejor, se deja caer. E inmediatamente lo hace una segunda, y una tercera. Sólo queda una tortuga, tiesa, inmutable. Me pregunto si sabrán que están en cautiverio, si se sabrán observadas. Me pregunto si ellas mismas observan a quienes las contemplan desde la orilla del lago. Me pregunto si se preguntan. Y no puedo evitar pensar, antropocéntricamente, por el sentido de sus vidas. Y de la mía. ¿Cuán diferente seré yo de esas tortugas que suben a su roca, se dejan estar, se lanzan al agua, emergen y vuelven a trepar...? Cuánto más hago, cuánto más me agito, me presiono, me hago problema...  y finalmente mi vida parece tener tanto -tan poco- sentido como la vida de estas tortugas en sus artificiales rocas en el artificial lago del artificial parque de un artificial centenario...

domingo, 26 de junio de 2016

Noche de la Filosofía 2016


(Tomado de una nota de Télam)

La idea rectora de La Noche de la Filosofía, que tiene versiones paralelas en las ciudades de Londres, Nueva York, Atenas, Berlín y Rabat, es recrear la dimensión cotidiana de la disciplina, en línea con un fenómeno que en los últimos años ha multiplicado la mirada filosófica en cafés, obras de teatro, ciclos de cine y hasta canales de YouTube.

El filósofo y docente Gustavo Santiago, que allá por 1994 comenzó a ofrecer talleres de filosofía para un público no académico en una librería porteña, se dedicará a exaltar esta faceta "democratizadora" de la práctica filosófica con una ponencia que se titula justamente "Filosofí­as para enriquecer la vida cotidiana (con los pies bien sobre la tierra)".

"Hace unos años, quien defendiera el ví­nculo entre la filosofí­a y la vida cotidiana corrí­a el riesgo de ser objeto de desdén por parte de los académicos. La filosofí­a 'seria' es la que se estudia en la universidad, la que desde hace siglos se desentendió de la vida de todos los dí­as (o la dejó en manos de psicólogos, líderes espirituales o expertos en autoayuda) -adelanta a Télam-. La situación parece ser otra en la actualidad, ya que se han multiplicado los grupos informales de estudio, los cafés filosóficos y la filosofí­a llegó a la televisión y al teatro".

"Podrí­amos decir que la filosofí­a supo romper el cerco que la academia habí­a trazado en torno a ella. Hoy aparece un nuevo riesgo para quien ponga en circulación a la filosofí­a: el de ser considerado 'evasionista'. En momentos de crisis, de tensiones sociales, sumergirse en aguas filosóficas puede ser visto como un mero escape de la realidad", agrega.