domingo, 26 de junio de 2016

Noche de la Filosofía 2016


(Tomado de una nota de Télam)

La idea rectora de La Noche de la Filosofía, que tiene versiones paralelas en las ciudades de Londres, Nueva York, Atenas, Berlín y Rabat, es recrear la dimensión cotidiana de la disciplina, en línea con un fenómeno que en los últimos años ha multiplicado la mirada filosófica en cafés, obras de teatro, ciclos de cine y hasta canales de YouTube.

El filósofo y docente Gustavo Santiago, que allá por 1994 comenzó a ofrecer talleres de filosofía para un público no académico en una librería porteña, se dedicará a exaltar esta faceta "democratizadora" de la práctica filosófica con una ponencia que se titula justamente "Filosofí­as para enriquecer la vida cotidiana (con los pies bien sobre la tierra)".

"Hace unos años, quien defendiera el ví­nculo entre la filosofí­a y la vida cotidiana corrí­a el riesgo de ser objeto de desdén por parte de los académicos. La filosofí­a 'seria' es la que se estudia en la universidad, la que desde hace siglos se desentendió de la vida de todos los dí­as (o la dejó en manos de psicólogos, líderes espirituales o expertos en autoayuda) -adelanta a Télam-. La situación parece ser otra en la actualidad, ya que se han multiplicado los grupos informales de estudio, los cafés filosóficos y la filosofí­a llegó a la televisión y al teatro".

"Podrí­amos decir que la filosofí­a supo romper el cerco que la academia habí­a trazado en torno a ella. Hoy aparece un nuevo riesgo para quien ponga en circulación a la filosofí­a: el de ser considerado 'evasionista'. En momentos de crisis, de tensiones sociales, sumergirse en aguas filosóficas puede ser visto como un mero escape de la realidad", agrega.